Desde la llegada de las grandes superficies a España a finales de los setenta y principios de los ochenta, la superficie comercial de las grandes cadenas de distribución no deja de crecer, frente a un comercio local, cada vez más amenazado.

Para desgracia del comercio local además, sabemos que las grandes cadenas de distribución como IKEA, Decathlon y Leroy Merlin, están ya comenzando con algunos formatos más urbanos.Vamos, que quieren estar más próximos a los clientes.

adult-1374105_1920

Para mandar un mensaje de optimismo, me atrevo a dar las claves de victoria para el comercio local:

  • Diferenciación. Es una estrategia clásica, pero no podemos enfrentarnos a las grandes cadenas exclusivamente en su mismo terreno.
    Dentro de la diferenciación, cobra especial valor la elección de la gama de productos y la personalización de los servicios.
  • Estrategia de precio. Relación calidad-precio. El consumidor está informado y debe percibir que el producto o servicio vale al menos lo que cuesta (de una manera u otra).
    Además, para dar una imagen de precio asequible, podemos elegir ciertos productos emblemáticos de la gran distribución y si disponemos de la suficiente capacidad, equipararnos. De esta manera,creamos un “efecto halo”, logramos transmitir una imagen de precio asequible en general. El consumidor realiza una proyección del precio del resto del establecimiento.
    Si dentro de nuestra elección de la gama de productos, coincidimos con algunos de la competencia, hay que inevitablemente equipararse en precio. Coincidir desde el punto de vista del cliente, es decir,para ojos del cliente no existe diferencia, ni valor añadido.
  • Servicios complementarios. No podemos permitirnos ofrecer menos servicios complementarios que la gran distribución, como por ejemplo: financiación, transporte, compra on-line (omnicanalidad), montaje (si es el caso), tarjetas cliente o fidelidad (o al menos reconocimiento del cliente), servicio postventa…
    Además deben estar visibles, conocidos y publicitados (todo a la vez)
  • Dinamismo comercial, comunicación. El comercio no se anima sólo con ofertas, es más, no conviene abusar, por varias razones. Hay más maneras de dinamizar nuestro comercio. ¿Quieres saberlas?
  • Experiencia de compra. Profesionalidad. Formación de nuestros productos y servicios. ¿Cómo es el contacto con el cliente?
  • Gestión interna. Medir, medir y medir. De nada sirve todo lo anterior si no somos capaces de medir nuestros progresos. Te ayudo a establecer medidas fáciles de progreso.
  • excelencia

    excelencia

Algunas de estas pueden ser empleadas desde ya , otras son de más largo recorrido y otras cuantas requieren cierta ayuda externa. La evolución está en nuestras manos.

“Un hoy, vale por dos mañanas”

» Benjamin Franklin” (1706-1790) Estadista y científico estadounidense

benjamin franklin