A nadie se le escapa que estamos ante un entorno donde el consumidor posee un abanico de elecciones múltiple y además la información está cada vez más accesible.

Dejando de un lado la compra impulsiva en bienes y servicios de bajo precio, una  de las tendencias que se observan,es que el proceso de decisión de compra es cada vez más reflexivo y a la vez el consumidor se informa más.

Lee mas